“Una burbuja espacial para caminar por India”

Y bien, por ahora solo he hablado maravillas de la experiencia en India, y las hay pero eso no significa que hay unos rinconcitos de la cultura que por más abierto de mente que seas,  a mí si que me espantaron, al final te empiezas a curar del espanto pero encuentras tus estrategias para sobrellevarlo. Lo cual no significa que este bien, pero mientras estemos de vivista no hay de otra más que adaptarse y buscar las formas.

 Una de las cosas más difíciles es simplemente caminar en la vía pública, si eres mujer olvídalo que existe placer en hacerlo, tienes que estar en todos tus sentidos y si puedes pedir unos cuantos prestados mejor hehehe.

Ahora si que bien truchas, esto lo aprendí en mi primer semana, caminando por una zona turística sin esperarlo un indio que caminaba en contra flujo, ni siquiera me miró simplemente un agarre de “bubi” hizo que me diera cuenta de su aproximación, y si lo único que hice fue quedarme congelada con 400mil palabrotas atoradas y los miles de escenarios en los que pude haber sacado mis patadas ninjas, pero como siempre cuando no lo esperas te quedas como la gritona de la peli de terror que no reacciona.

Caminar por las calles en general es un desafío, la mirada obsesiva y acosadora espérala no solo de unos cuantos pero de TODOS, sip te sientes intimidado, después agrégale las rastas, quieren tomarse fotos y te preguntan que si te salieron de un día para otro, que si soy Shiva hehe, los cláxones las primeras dos semanas te hacen sentir en zona de guerra, después de acostumbras, las vacas (que son bien amigas), los perros, los antojitos, los que quieren ser tus amigos pero solo quieren dinero, etc.

El tip es muy básico, te construyes una burbuja imaginaria, te pones unos audífonos (pero la verdad no vas escuchando para estar al tanto), no enseñas más piel de la que sea posible para comer o respirar hehe literal y te conviertes en un hermitaño. Es difícil querer ser amigo de los locales, al principio caes y te das cuenta que no puedes confiar en nadie, pero hay una excepción, si te quedas suficiente en un lugar para que te vean con frecuencia y te saquen de la clasificación de turista entonces es otro cuento…les platico en otro post!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s