Más Tailandia…

Después siguiendo la ruta sugerida por el Lonely planet viaje al norte  “Chiang Mai” sonaba muy  interesante  “fuera de la ciudad” dije ahora sí a cumplir ese sueño de montar un elefante, de acariciarlo y verle de cerca  que felicidad, era lo que más me ilusionaba.  (les platico de esto en mi siguiente post)

Tengo que confesar que inocentemente me esperaba encontrar un lugar mucho más natural, más gente local (por lo menos más Tailandeses que gente del mundo), más naturaleza y  para mi sorpresa naaaaah!

La ciudad es muy pequeña pero bastante adaptada al turista, a donde volteas hay Starbucks, Mc Donalds, Burguer king hasta comida mexicana que se llama “El Loco Elvis “ hahahaha  y…tengo que confesar que fui a investigar (una quesadillita no se le niega a nadie)  y bueno literal  en el menú venía “Orgullosamente servimos José Cuervo” nooooooooo!!!! eso no se dice  hehehe a estas alturas  ya empecé a fluir con la banda turista y me reía… comí un burrito vegetariano (hecho de Pan árabe con arroz y frijol hehe ya que)  suena como un chiste pero es la realidad!! esta lleno de cafecitos y comida callejera y eso si muchos lugarcitos para masajes Thai así que me dejé consentir un ratito, pa relajar el estrés que revolotea con tanta crisis existencial que anda por ahí suelta 🙂

Es cierto que anidé un poco solo en la ciudad y no me fui a explorar los alrededores, te ofrecen todo tipo de tour hacia el  lado del campo, onda de ir a  caminar tendido por el bosque, aventarte del bongie jump, ir a caballo,  vivir en la tribu tres días y demás, pero con tanto paquete por montones,  me daba mala espina de terminar  enrollada en un coso adaptado al turista  por 3 días, que decidí enfocarme a  planear mi viaje a visitar el templo blanco que ya tenía en la mira  y mi experiencia elefantil. (más adelante)

Hay más templos hermosos e incluso puedes ir a charlar con los monjes budistas porque ellos quieren practicar su inglés y OBVIO como toda ñoña fui, estuvo lindo varias verdades salieron  estaba en plena crisis existencial (o hormonal, ha! aún no distingo) (pero les cuento más adelante, muahahaha.. )

Hay un bazar nocturno GIGANTE y como toda lady me encanta ir de shopping!!!!! pero como toda viajera me quedo en el chismeo, por que me da más flojera cargar ha ha… eso si le empaqué a los postres mi favorito ” banana pan cake” y “Sticky Rice con Mango y leche de Cocoooooo”, creo que fue creado por un ser divino del placer, prometo intentar reproducirlo cuando llegue a México y si son buenos les comparto 🙂

IMG_0235

Y pues hay de todo: ropita, artesanías, comida, pegado al barrio chino, que por cierto me toco festejar por ahí el Año Nuevo chino, colorido y lleno de todo tipo de brochetas con cosos carnosos raros.

Disfrute la comida local para variar y el hostal donde me quedé era tan ecológico y cómodo que decidí quedarme ahí 5 días se llama “Eagle House”  buena comida y adivinen cuánto?  $80 pesitos mexicanos por noche, pues así a guuusto!.. ya entrada en el mood del turisteo pues a fluir!

Es verdad que hace  falta  mucho conocer a alguien local para no quedarse en los bordes solamente, como viajero a veces se tiene mucha suerte de toparse con lo auténtico y otras veces te toca distinto, pero todo pasa por algo, algunas lecciones llegaron y sobre todo cuando deje de poner resistencia, así que la lección es fluir! fluir! ( se dice fácil, es cuestión de práctica… creo)

Y  ahora si que como dice mi papá, “Ya no me cuentan” pues les cuento hehehe!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s